Agua Mineral Natural

El 70% de la superficie de la tierra es agua, pero solo un 3% de ese agua es dulce y de esa cantidad el 2% del agua dulce está congelada.  Por tanto vemos que el agua es un bien que debemos cuidar. Del 55 al 60% del peso de un ser humano es agua.

Unadeagua.es presenta una recopilación de aguas envasadas distribuidas por el territorio de la España, la mayoría tiene la calificación de minero medicinales y/o mineral natural.

El agua mineral natural es aquella que se extrae del subsuelo y la cual está naturalmente mineralizada debido a los materiales por los que atraviesa.

Cuanto más profunda se encuentre la fuente, más pura será ya que así, está más alejada de la contaminación micro-biológica y química de la superficie terrestre.

Las mayores diferencias que podemos encontrar entre un agua natural y un agua mineral son el sabor, el olor y su contenido de minerales. Estas características son proporcionadas por las rocas y arenas por la cuales, en la mayoría de los casos filtran y le dan un toque único y especial dependiendo de la zona de la que es extraída.
                                                            Fuente: Gastronomía Vasca

Vamos con unos conceptos básicos sobre el agua mineral que han sido obtenidos de:

“Agua mineral”. Autor: María Estela Raffino. De: Argentina. Para: Concepto.de. Disponible en: https://concepto.de/agua-mineral/. Consultado: 29 de diciembre de 2020.

Fuente: https://concepto.de/agua-mineral/#ixzz6i6glMcWl

¿Qué es el agua mineral?

El agua mineral es un tipo de agua que contiene minerales y otras sustancias disueltas como gases, sales o compuestos sulfurados que modifican y enriquecen su sabor o le brindan propiedades terapéuticas. Este tipo de agua puede ser de origen natural o fabricarse artificialmente.

Antiguamente, el agua mineral estaba disponible directamente en sus fuentes naturales, como baños térmicos y pozos minerales, a los que la gente acudía para recibir tratamientos revigorizantes o incluso sanadores. Actualmente, en cambio, el agua mineral suele embotellarse o envasarse directamente en su fuente, para ser luego distribuida y ofrecida comercialmente, lo que ha hecho más difícil el acceso a las fuentes naturales debido a los derechos comerciales.

El agua mineral está libre de contaminaciones orgánicas o microbiológicas ya que proviene del subsuelo, en estado de gran pureza debido al efecto filtrante que las rocas y la arena subterráneas. No obstante, estas aguas tienen un alto contenido de minerales y sales, que le confieren características químicas particulares, dependiendo de su región de extracción.

Por ejemplo, las aguas carbonatadas presentan naturalmente burbujas de dióxido de carbono en su interior (aguas con gas), que puede reproducirse artificialmente, pero no con el mismo contenido químico del agua pura.




Tipos de agua mineral

Comúnmente, el agua mineral o mineralizada se clasifica de acuerdo a la presencia y proporción de minerales disueltos en ella, de la siguiente manera:

  • Mineralización muy débil. Presenta residuos secos de hasta 50 mg por litro. Se denomina residuo seco a la cantidad total de minerales que contiene el agua.
  • Mineralización débil. Presenta menos de 500 mg por litro de residuos secos.
  • Mineralización fuerte. Contiene más de 1500 mg por litro de residuos secos.
  • Sulfatada. Contiene más de 200 mg por litro de sulfatos (sales que contienen el ion sulfato SO42-).
  • Bicarbonatada. Contiene más de 600 mg por litro de bicarbonatos (sales que contienen el ion bicarbonato HCO3).
  • Clorurada. Contiene más de 200 mg por litro de cloruros (compuestos que contienen iones cloruro Cl).
  • Cálcica. Contiene más de 150 mg por litro de calcio.
  • Ferruginosa. Contiene más de 1 mg por litro de hierro.
  • Sódica. Contiene más de 200 mg por litro de sodio.
  • Magnésica. Supera los 50 mg por litro de magnesio.
  • Acidulada. Tiene más de 250 mg por litro de dióxido de carbono.
  • Fluorada. Contiene más de 1 mg por litro de fluoruro.




Beneficios del agua mineral

El consumo de agua es recomendable en el ser humano, pero el consumo de agua mineral aporta elementos minerales indispensables para la salud, entre ellos:

  • Calcio. Para endurecer huesos y dientes.
  • Magnesio. Para regular la función eléctrica muscular, prevenir calambres y fatiga.
  • Sodio. Indispensable para el metabolismo celular.
  • Hierro. Vital para la hemoglobina y el transporte del oxígeno.
  • Sulfatos. Para restablecer la flora bacteriana.
  • Bicarbonatos. Calman la acidez y ayudan a la digestión.